DEBRISFROMAUTHOR1.WORDPRESS.COM

.

.

jueves, 15 de mayo de 2014

Tom Waits - Blue Valentine (1978 US)



Hoy tenía ganas de compartir el Blue Valentine. Indagando por la web, he visto un blog con el que me siento bastante identificado en casi todo lo que cuenta. Por disentir un poco, da la impresión que Tom Waits fue un flechazo para él o ella y en cambio a mí, que me lo presentó una amiga con la que casi salí, me costó escucharlo unas cuantas veces, ya que no estaba muy acostumbrado al blues, y sobre todo a esa voz ronca y exagerada a conciencia, que me hacía pensar que se estaba riendo de mi. Pero al final, el We'll find a new way of living y el saxo que le contesta, terminaron por conquistarme. Eso fue también a finales de los 80. En fin, mirar el comentario del blog Paseando por la vida, que me ha gustado mucho.


Como el autor del blog que comento, el primer disco que oí de Waits fue este “Blue Valentine”. Quizás no lo he oido tanto, pero si mucho y estoy de acuerdo en que es su mejor disco, posiblemente hasta Swordfihtrombones, que tiene un paralelismo curioso con Blue Valentine: en ambos discos, la canción que da título al disco tiene una "s" más o menos. Me explico: el disco es Blue Valentine y la canción "Blue Valentines" y el disco es Swordfishtrombones y la canción "Swordfishtrombone". Como dicen en el comentario, si no has escuchado ninguno de sus discos, empieza por éste.


"La leyenda dice (y yo me lo creo) que la infancia y juventud de este polifacético artista renacentista reencarnado en un taxi el 7 de diciembre de 1949 transcurre en bares y tugurios nocturnos, donde tocaba el piano y cantaba por cuatro duros y una botella – hasta que un día se cruza con el manager de Frank Zappa, Herb Cohen, quien le consigue su primer contrato discográfico con la Asylum" (copio del blog). En este trabajo tenemos el blues y el jazz de sus trabajos previos, pero hay dos canciones "Red Shoes By The Drugstore" y sobre todo "$29,00" que nos dejan ver la evolución que van a tener los LPs de Tom Waits, no tanto en el siguiente "Heartattack and vine" como en los posteriores, a partir de "Swordfishtrombones"



Waits grabó el disco en seis sesiones (no seis días seguidos) entre julio y agosto de ese año y graba sólo en dos canales, lo que le ayuda a dejar el ambiente etílico y sucio que se respira en este disco y posiblemente en sus trabajos anterior y posterior a este.


El disco empieza con un cover del “Somewhere” de la banda sonora de “West Side Story” y suscribo con el blog comentado que nadie ha cantado este tema mejor que Waits. Por supuesto en la película está muy por debajo. Barbra Streisand lo hace bien (espero que no suene a sacrilegio). A partir de aquí, Waits enlaza crónicas callejeras y eleva al rango de héroes a los protagonistas de su entorno voluntaria o involuntariamente marginal: en “Whistlin’ past the Graveyard” (que sería luego versionada por Screamin’ Jay Hawkings) juega con su biografía [born in a taxi cab / I'm never comin’ home] y nos desafía con su juego magistral de palabras al más puro estilo de uno de sus gurus, Charles Bukowski:[I rode into town on a night train / with an arm full of box cars / on the wings of a magpie / cross a hooligan night / I'm on a tear me off a rainbow / and wear it for a tie / I never told the truth / so I can never tell a lie].


“Romeo is bleedin’” y “Kentucky Avenue” son ya clásicos, y “Red Shoes by the Drugstore”, “Wrong Side of the Road” o “Sweet Little Bullet From A Pretty Blue Gun” son pequeñas obras maestras, cada una de ellas consideradas, y también como capítulos de esta obra maestra que juega a ser una novela breve cosida con retazos de una vida sucia y buscando siempre el límite. La canción que da nombre al álbum (aunque la canción es “Blue Valentines”, en plural) es una auténtica joya con sólo dos instrumentos: la voz de Waits y la guitarra de Ray Crawford. Nos falta hablar del tercer corte del disco, es "Christmas Card From A Hooker In Minneapolis". Canción triste y preciosa,  la mejor canción de Tom Waits según el mencionado blog, aunque para mí no, pero para gustos los colores.


Tras este Blue Valentine aparecería el último disco de esta fase jazz-blues-etilismo, con aumento de la percusión que se haría distintiva en los siguientes trabajos, llamado Heartattack and Vine, y en el que se mantiene el estilo de las letras.  Compone también “Rainbow Sleeves” para la película “El rey de la comedia” de Martin Scorsese, y termina con Rickie Lee Jones (a quien se ve en la contraportada y que había presentado su primer álbum de título homólogo el mismo año del Blue Valentine), con su mánager Herb Cohen y con la discográfica de Geffen. En 1980) conoce a Kathleen Brennan, a quien había dedicado la canción “Jersey Girl”, que popularizó más tarde el Bruce Springsteen. Y ese mismo año se desintoxica y se casa.


LOOK FOR: ESPERA

1 comentario:

katetoscopio dijo...

pass: katetoskopio/valentine