DEBRISFROMAUTHOR1.WORDPRESS.COM

.

.

jueves, 21 de febrero de 2013

Kevin Ayers - Joy Of A Toy (1969 UK)

HOMENAJE A KEVIN AYERS
R. I. P .

Introducción....
Kevin Ayers, que ha fallecido en su casa de Francia, era uno de esos músicos de genio excesivo e indisciplinado, que derraman su talento como quien ha llenado demasiado una copa de vino. Siempre fue un maestro de la melodía sorprendente, del quiebro inesperado, del arreglo juguetón, del trasfondo lírico, pero también daba la sensación de que era un auténtico fenómeno a la hora de vivir. Algunos dicen que su carácter despreocupado se debía a su infancia en Malasia, pero la cuestión es que Ayers siempre pareció un entusiasta degustador de los placeres del mundo, como en todos esos años que pasó en Deià (Mallorca). Quizá habría conseguido llevar su carrera más lejos con un poco más de rigor, pero creo que todos lo queríamos más así, tal como era. La revista Uncut le preguntó en una ocasión qué era mejor, si el vino, las mujeres o las canciones. "La combinación de los dos primeros es lo que mejor funciona para las terceras -respondió-, o también demasiado del primero y la pérdida de lo segundo. Pero ocurre lo mismo que si preguntas a alguien por sus hijos: no quisiera admitir públicamente un favorito". Junto a Ray Davies, Peter Gabriel, Syd Barrett y algún otro más, Kevin Ayers forma parte de la galería de británicos excéntricos del rock, apegados sentimentalmente a la forma de vida y la mitología de su país, pero fascinados por las culturas de otros continentes. La Inglaterra victoriana de Lewis Carroll reaparece en los ‘flashbacks’ del ácido con sus aspectos más benévolos y pintorescos. Muy pocos reconocen en Kevin Ayers al músico y vocalista fascinante que es, quién sabe si por su rabiosa vocación bohemia, por su irrefrenable afición etílica o por su indudable tendencia al disparate juguetón. De él se ha dicho que tiene tres clases de canciones: las que compone mientras bebe, las que compone borracho y las que compone en plena resaca.


Un poco de historia...
Kevin Ayers nació el 16 de agosto de 1944 en Kent, Inglaterra. Después de vivir durante un tiempo en Malasia, lugar en donde trabajó su padre, y pasar, ya en el Reino Unido, por combos psicoprogresivos como The Wilde Flowers o los canterburyanos The Soft Machine, Kevin decidió comenzar su carrera como solista a finales de la década de los 60. Así, el ex bajista de Soft Machine, tras solazarse en la isla de Ibiza, uno de su lugares favoritos, debutó en solitario con su psicodelia y su art-pop con “Joy of a toy” (1969), un LP co-producido entre Ayers y Peter Jenner que fue editado en Harvest.
El texto que ahora sigue ha sido extraido de aqui.. http://www.historiasderock.es.tl/Kevin-Ayers.htm
Ha grabado varios álbumes como solista, en los cuales colaboran artistas muy variados, como Brian Eno, Syd Barrett, John Cale, Elton John, Robert Wyatt, Andy Summers, Mike Oldfield, Nico, Ollie Halsall y muchos otros. Tras residir durante muchos años en Deyá, Mallorca, vuelve al Reino Unido a mediados de los 90’s. Actualmente vive en el sur de Francia. Ayers es hijo del productor de la BBC Rowan Ayers, pero tras la separación de sus padres y la boda de su madre con un funcionario inglés, pasó la mayor parte de su infancia en Malasia. La atmósfera tropical y el estilo de vida relajado tuvieron un gran impacto en él. Así, uno de los aspectos frustrantes y entrañables de su carrera consiste en que cada vez que ha estado cerca de alcanzar el éxito se marcha a algún lugar soleado donde se hallan con facilidad buen vino y buena comida . Luego de regresar a Inglaterra a los doce años de edad, pasa sus primeros años de estudio con los músicos de la naciente Escena Canterbury. Entró rápidamente en el conjunto Wilde Flowers, integrado por Robert Wyatt y Hugh Hopper, así como otros futuros miembros de Caravan. Ayers ha afirmado en entrevistas que la razón inicial por la cual le preguntaron si quería unirse a la banda fue probablemente porque tenía el pelo más largo de todos. De cualquier manera, este hecho lo lleva a empezar a componer canciones y cantar. La banda Wild Flowers se convierte pronto en Soft Machine (en homenaje al libro homónimo de William Burroughs publicado en 1961) con la incorporación de Mike Ratledge al teclado y el guitarrista Daevid Allen. Ayers pasa al bajo (guitarra y bajo tras la partida de Daevid Allen del grupo) y comparte las voces con el baterista Robert Wyatt, cuya voz vibrante de tenor hacía contraste con la de barítono de Ayers. Esta fórmula, más la libertad de mezclar sonidos del Rock y del Jazz, configura un sonido nuevo y memorable que llamó rápidamente la atención. La banda compartía habitualmente escenario (generalmente en el UFO Club) con la formación original de Pink Floyd, liderada por Syd Barrett. Lanzaron su primer sencillo en febrero de 1967, generando así una de las primeras grabaciones del movimiento psicodélico británico. Su álbum de debut, 'The Soft Machine', grabado en los Estados Unidos en el sello ABC/Probe y publicado en 1968, se considera un clásico del género. Tras una larga gira por los Estados Unidos como teloneros de Jimi Hendrix, Ayers se siente cansado, vende su bajo Fender blanco de Jazz a Noel Redding y se retira para recuperarse a las playas de Ibiza junto a Daevid Allen. Allí atraviesa un período muy inspirado como compositor, que culmina en su primer disco en solitario, 'Joy of a Toy'.


El disco....
El álbum fue, junto con el de Pink Floyd, uno de los primeros lanzamientos del sello Harvest. 'Joy of a Toy' definió a Ayers como un talento único, creador de una música ecléctica, que va desde la canción circense que da nombre al disco hasta la melódica 'Girl on a swing' y la críptica 'Song for insane times', así como 'Oleh Oleh Bandu Bandong', basada en una canción tradicional de Malasia. Los antiguos compañeros de Soft Machine vuelven a colaborar con él, y también participa en algunos temas Rob Tait, bateria ocasional de Gong.
Un interesante producto de las sesiones fue el single 'Religious experience (singing a song in the morning)', en cuyas primeras tomas participó un destacado amigo de Kevin, Syd Barrett, a la guitarra y en los coros. Durante mucho tiempo se creyó que Barrett había grabado la guitarra solista que aparece en la edición final, y como tal aparece en varias de sus recopilaciones piratas, pero Ayers ha aclarado que él mismo tocó el solo, emulando el estilo del músico. La versión de la canción con el solo de Barrett (considerada en su día demasiado atrevida) vio finalmente la luz como bonus track en la reedición de 'Joy of a Toy' lanzada en 2003, que es la que comparto aqui en su edición japonesa, y ya sabeis que los japo hacen unas excelentes remasterizaciones.

VIDEO ENTREVISTA KEVIN ACTUAL

VIDEO LADY RACHEL

Buscar por : JUGUETE

No hay comentarios: