DEBRISFROMAUTHOR1.WORDPRESS.COM

.

.

domingo, 26 de abril de 2009

Camel - The Snow Goose (1975 UK)



Introducción Especial de un Texto-Opinión de Alfredo Tapia Carreto (Administrador de Manticornio)
El rock progresivo es una música rock más elaborada que la música rock comercial, en cuanto a que lejos de apegarse a mantener un pulso invariable, una estructura predecible, tiene progreso y mezcla perfectamente tres elementos principales: 1, la construcción de la música de concierto (conocida como clásica). 2, la libertad e instrumentación del jazz y 3, la experimentación de la música electrónica. El rock progresivo es un estandarte de cultura entre la gente que sí aprecia el buen rock, no únicamente el comercial, el que está de moda, el que se considera clásico. En todos los géneros existen clásicos, pero pocos sonidos son interpretados con tal majestuosidad, con tal manejo de emociones que se dibujan en un sinnúmero de cambios dramáticos, de cambios emocionales. El rock progresivo es así, culto, poético, majestuoso, variante. El rock progresivo es una amalgama perfecta de conceptos hechos sonidos. No es por esto una mezcla de distintas variedades sino un collage bien hecho, en donde cada pieza se acopla a la perfección. Es tal la cooperación entre los músicos, que a Bach no le duele que Yes ó Ekseption tomen fragmentos de sus obras para hacerlos rock, ni a Mussorgsky le interesa que ELP rehagan sus cuadros para una exhibición con un sonido puramente conceptual. De hecho, la característica más importante en la creación de sonidos progresivos está precisamente en la estructura clásica para componer las obras. El rock progresivo es, entonces, la magnificencia estética del sonido moderno, la armonía exacta entre dos eras totalmente diferentes, separadas. La máxima estructura musical de nuestro tiempo, el cual estoy seguro, permanecerá por muchos años como un ámbito escondido entre los muy pocos que queremos -con reserva-, compartir esta música con los que saben, o los que quieren saber de lo que estamos hablando. Hay muchos, muchísimos subgéneros en el rock progresivo, pero a final de cuentas todos ellos conducen a lo mismo, a una manera inteligente de interpretar los sonidos que nos representan algo, algo más allá, algo más culto, algo que entendemos porque nos entiende, aunque a veces nosotros mismos no sepamos lo que estamos buscando…

Un poco de historia....
Camel fue concebido alrededor de 1964 cuando los hermanos Andrew e Ian Latimer se unieron junto a sus respectivos amigos Alan Butcher y Richard Over para formar The Phantom Four. En 1969, Andrew organiza The Brew junto con Doug Ferguson en el bajo y con Andy Ward en la batería. Para diciembre de 1971, Camel está formalmente compuesto por Peter Bardens (teclados), Doug Ferguson (bajo), Andy Ward (batería, percusiones) y Andrew Latimer (guitarra, voz). En agosto de 1972, firmaron un contrato con MCA Records, entrando a estudio para grabar su primera producción oficial. En medio de las grabaciones, el productor Dave Williams, les pide que contraten un cantante. Después de audicionar a casi 30 personas para el puesto deciden simplemente cantar ellos mismos, de ahí en adelante las canciones tendrán una vocalización bastante singular debido a las voces de Latimer y Bardens. Su álbum homónimo de debut lanzado en 1973, Camel, con poco éxito es, sin embargo, uno de sus trabajos más representativos. Canciones como Slow Yourself Down o Never Let Go y números instrumentales como Arubaluba, fueron perfilando el sonido singular del grupo. Debido al escaso éxito del mismo, rompen con su discográfica y recalan en Decca, con la que permanecerían durante los siguientes 10 años. El primer disco para Decca, segundo de su carrera sería Mirage en el que Latimer también se estrena con la flauta. Aunque no tuvieron éxito en su tierra, si entraron en las Listas en EE. UU. y realizaron una corta gira de tres meses allí. En abril de 1975 editan el álbum The Snow Goose el cual es enteramente instrumental y está basado en la novela de Paul Gallico del mismo nombre. Aunque el propio escritor mostró su descontento pues los relacionó con la marca de cigarrillos -Gallico los detestaba- se trata de una obra magistral, probablemente la mejor de toda su carrera, por la riqueza de los arreglos y la precisión con la que son ejecutadas las 16 canciones del album.

El disco.....
El período de mas éxito de Camel, comenzó con Snow Goose, un álbum instrumental, conceptual, basado en una novela de Paul Gallico. Aunque no hay voces en el álbum, sólo dos canciones tienen sonidos vocales, la música sigue el arco emocional de la historia de la novela, que trata de un hombre llamado Rhayader, que vive solitario, y que ayuda a una joven llamada Fritha, a curar un ganso blanco, y con la que fomenta una amistad. Una vez que el ganso es sanado, es puesto en libertad, pero Fritha deja de visitar a Rhayader. Posteriormente, Rhayader es asesinado durante una batalla en la que defiende su pueblo de los intrusos. El ganso volvió durante la batalla, pero convertido como La Princesse Perdue, que simboliza la esperanza de los que todavía pueden sobrevivir incluso durante los males de la guerra. Aún con tan compleja fábula, no sorprende que Camel mantenga su solvencia en las tendencias de la improvisación, a pesar de la decisión de recrear esos paisajes sonoros solo con música le dá emoción a la obra. Aunque no haya una sola palabra, el explicito titulo de cada canción, y la instumentación lograda y recreada, nos cuenta perfectamente la historia. Y aunque Snow Goose es un álbum instrumental, es mucho más accesible que algunos otros discos de Camel. El disco de 1975 en vinilo consta de 16 pistas, esta que comparto, de 2002 tiene cinco bonus tracks, 3 versiones para single, y 2 en vivo.

Mi opinión...
Recuerdo con especial cariño las sesiones de escucha que haciamos de este disco, solo escuchábamos porque no es música para baile, y como nos tenia embelesados, nos hacia sentir importantes, pórque se suponia que era música culta, pero ha sido estos dias, 35 años mas tarde, cuando me estoy dando cuenta de lo bueno que es. Unos amigos de aquella época me han pasado unas grabaciones caseras de la versión que hacian de esta música, por eso me doy cuenta de que resiste el paso del tiempo sin perder su calidad. Le otorgo sin dudar mi etiqueta de mejor disco de Camel, y uno de los 5 mejores del Rock Progresivo

Ripeo de Cd en MP3 a 320, Deluxe Edition 2009 en FLAC (2 CDs) y Re-recording 2013 (distinta portada) en mp3 a 320 Kbps


LOOK FOR: CASNGO, CASNGOF1-3 y CASNGORR

9 comentarios:

yermass dijo...

Un DISSSSSCAZO, de los de culto. Una autentica maravilla de sonido, composicion y tecnica. Ademas Miguel vaya reseña.
Muchas gracias por esta autentica joya.

Rochacrimson dijo...

Discazo!
Un grande clássico!

el.largo.esquembre dijo...

Miguel este disco lo escuche hace algunos años y no llamó mucho mi atención, así que lo dejé aparcado; ayer lo estuve reescuchando y he de decirte que he descubierto nuevos sonidos y matices que no oi en su momento; así que le voy a ir haciendo un huequito para próximas escuchas.
Gracias por el Camel.

vikingo dijo...

No me acuerdo si fue "Rain Dances" o "Breathless" o si fue este "The Snow Goose" lo primero que escuché de Camel. Lo que sé es que desde que oi éste, ya fui fan incondicional de Camel, y sobre todo de Andy Latimer y Pete Bardens. Lo creo tener casi todo de ellos. Así que no me lo bajo Miguel, solo darte las gracias por recordarlo. Ese Rhayader, esa Princesa perdida...precioso.

Miguel Campoviejo dijo...

Gracias por hacerme saber que estais ahi, yerma,rocha,esquembre,vikingo. Este es un disco de los que todos deberiamos tener, y los asiduos de aqui, seguro lo tienen. Esa descripción opinión de lo que es progresivo (alguna vez la he llamado música de desarrollo, porque es como si fuera avanzando,desarrollandose), pues aqui vá estupenda. Saludos

Anónimo dijo...

Gran disco! Lo tenía perdido... gracias!!

Anónimo dijo...

Hermano, No sabes cuanto amo al rock progresivo clasico. Gracias! lml

katetoscopio dijo...

Nuevo pass (refresco): katetoskopio/camel

Jeimen dijo...

Estupendo trabajo de la A la Z. Me refiero al vuestro ... al de los músicos, no hace falta decirselos, ellos ya lo saben.
Un saludo.
(Me alegrais los dias)